Noticias
Home / Noticias / Mi nombre es Sergio Cortés, escritor de El Borrador y los invito a autodescubrirse.

Mi nombre es Sergio Cortés, escritor de El Borrador y los invito a autodescubrirse.

Me considero cara dura un escritor emergente, de raíz liguana. Soy prevencionista de riesgos de profesión, aburrido de dicha carrera y respetando por supuesto a quienes adoran a aquel trabajo lleno de humanidad, por mi parte, decidí huir de ahí. Algunos me considerarán un loco, quizás para muchos dejar un puesto laboral que logra mantenerme económicamente es para tirarme de las mechas. Pero saben que, me aburrí, y hoy mas que nunca tengo derecho a estarlo, porque hay algo que encontré en mi alma que es fuego puro y que me tiene esbozando sonrisas en la casa, en el metro, en la cama… en todos lados.

He decidido dejar todo de lado por lo que es mi autodescubrimiento, “escribir”, y es aquí donde me quiero detener:

Si crees que sabes mucho sobre ti, pues déjame decirte que estás equivocado. Jamás antes tomé un lápiz en mi vida para crear alguna historia, se los prometo. Todo partió en un momento de ocio, sin drogas ni alcohol para los mal pensados, simplemente hubo una conexión con mi inconsciente que jamás tuve antes, y que por razones que desconozco, si logré tener a mis 30 años. En ese instante, recordé a una ex novia y escribí sobre eso, no por ella, sino por mi, para reírme un rato de las ridiculeces que uno hace cuando joven, pero lo mágico de esto, es que logré mezclar aquel recuerdo con las telenovelas de los 90, y bueno, nació mi primer cuento titulado “Sabatini”. Me sentí tan contento de hacerlo y mas aun que amigos y amigas les llamara la atención de manera tan rápida, sentí aceptación de aquel borrador lleno de faltas ortográficas y de redacción (producto de mi inexperiencia con las letras), pero que jamás careció de sensibilidad. De ahí en adelante, simplemente no paré nunca mas.

Bueno, es por esto, es que quiero decirles que intenten vagar en su interior, se llevarán mas de una sorpresa, y si no hay nada, pues inténtenlo otro día, no se rindan, está, se los aseguro. Estoy seguro que todos tenemos esa joya , escondida por nuestras desafortunadas formas de vivir, en donde la mayoría de las veces hay que mirarle los zapatos a quien ya logró cumplir su sueño. Esa joya está brillando, y cuando la veas, arráncatela y aprétala fuerte con tu mano y no la dejes ir, jamás. Serán ricos de mente y de alma.

Hoy soy el tipo mas feliz, porque vivo de esto y al fin puedo decir que hago lo que me gusta, y puta que es bonito saber eso, creo que podré morir en paz… pero no ahora, aun hay mucho que escribir.

Auto-descúbranse.

Sergio Cortés Piñones.